Melasma

  También llamado CLOASMA. Aumento de la  melanina que confiere una sensación de ensuciamiento de la cara. Más frecuente en mujeres, a veces aparece durante el embarazo y también durante la toma de anovulatorios (anticonceptivos) o durante la menopausia cuando se administra terapia hormonal sustitutiva.

   Como factores favorecedores de su aparición, a parte de los nombrados, puede haber otros: genética, cosméticos y perfumes que pueden provocar irritación, así como algunas enfermedades endocrinas como la diabetes. 

Para que se entienda, las personas que lo sufren tienen una respuesta anómala a la exposición solar.

TIPOS DE MELASMA

Dérmico: presenta bordes poco definidos y se localiza a menudo en la zona de los pómulos y cerca de las órbitas. 

Epidérmico: Localización más superficial de la melanina (epidermis basal)

Bordes más bien delimitados, localización en área facial central. Responde mejor al tratamiento. 

Mixto: Características de los otros dos.

   El diagnóstico habitualmente es visual. Sí que, de cara al tratamiento es aconsejable identificar de que tipo de melasma se trata.  Es por eso que a menudo se utilitza la lámpara de Wood, que consta de luz ultravioleta de una longitud de onda especial que hace resaltar las zonas de piel que tienen exceso de melanina. La visualización del melasma dérmico y epidérmico varía, lo que facilita la elección terapéutica. 

 

TRATAMIENTO

Habitualmente se trata con diferentes productos tópicos como Hidroquinona, tretinoína, ácidos aclarantes... siempre acompañado de una buena y constante protección solar. 

Adreça

  C/ Antoni Gaudí 3, 1r 3ª   Reus

Web creada per Marta Torres

Centre autoritzat pel departament de salut

de la Generalitat de Catalunya, inscrit al registre amb el  codi E43737997.

Contactar

email:  azon@azon-torres.cat

           torres@azon-torres.cat

Web:  azon-torres.cat

  • Black Facebook Icon