Marta Torres Fitó - Doctoralia.es
 

HIPERHIDROSIS AXILAR

Sudar es un proceso natural. La hiperhidrosis es una “sudoración excesiva” que, en situaciones de calor ambiental o ejercicio intenso sería normal, pero que en este caso aparece sin justificación y de manera impredecible: ambientes frescos, situaciones de tranquilidad y reposo etc. Sí que es verdad que cuando una persona la padece, cuando se pone nerviosa se agrava el problema. 

Se puede manifestar en diferentes zonas corporales: manos, cara, axilas, plantas de los pies, espalda etc. afectando de diferente manera según sea la profesión y el día a día de cada individuo. 

EVALUACIÓN

   Se realiza una prueba pasando un algodón con yodo por la zona seca. Se espolvorea con polvos de almidón. Cuando la/el paciente comienza a sudar se oscurece el área y permite ser más precisos sobretodo cuando aplicamos tratamientos tipo Botox.

TRATAMIENTO

Hay diferentes tratamientos para la hiperhidrosis.

HIPERHIDROSIS FACIAL Y DIFERENTES ÁREAS CORPORALES. El Dr. Azón: 

  1. Tratamientos Tópicos.

  2. Medicación oral

  3. Iontoforesis

 

HIPERHIDROSIS AXILAR.  Cuando no funcionan los otros métodos, la Dra. Torres:

Toxina botulínica (BOTOX)*. Es el tratamiento más eficaz con menos invasión. Se administra mediante pequeñas punciones en la zona axilar, a nivel de dermis, de manera que dejará de producirse el exceso de sudoración. La satisfacción es muy buena por parte del paciente. El efecto comienza a ser apreciado a los 3-4 días de su aplicación y la duración es entre 8-9 meses. No resulta nada molesto. 

Ventaja: No provoca la llamada “hiperhidrosis secundaria o compensatoria” que se da en algunos casos después del tratamiento quirúrgico.